Mireia Covas | Mallorca

La serie «La caza», un proyecto de TVE, elige Mallorca para filmar su segunda temporada.

La CIR se ha reunido por tercera vez desde que se constituyó de para mediar, a través de la Mallorca Film Commission, entre las instituciones y los responsables de este proyecto impulsado por TVE1 y producido por DLO Producciones.

A la reunión han asistido varios representantes del Consell de Mallorca (departamento de Explotación y Conservación de Carreteras, Dirección Insular de Turismo, además de Andreu Serra, el Conseller Ejecutivo de Turismo y Deportes), del GOIB (Servicios de espacios Naturales), del Ayuntamiento de Valldemossa, del sector audiovisual local (a través de la asociación The Base), de la Delegación de Gobierno, y de otros organismos, como AENA o la DGT.

Durante la reunión, Pablo Alejos y Reyes Baltanás (productores ejecutivos de la serie) han explicado el proyecto, desvelando que el subtítulo de la segunda temporada será “Tramuntana” (la 1ª temporada se subtituló “Monte Perdido”), y que plasmará características propias de la isla. Así, durante la emisión, se podrán ver diferentes paisajes mallorquines, fiestas tradicionales, gastronomía o personajes autóctonos, además de contar con profesionales locales delante y detrás de las cámaras.

Los principales temas que se han tratado en la reunión han sido los relacionados con la gestión de localizaciones: cómo y dónde se obtienen los permisos de rodaje, qué tipo de restricciones hay para filmar con drones o en espacios naturales, o con cuánta antelación se deben iniciar las solicitudes, entre otros. En este sentido, Andreu Serra, conseller ejecutivo de Turismo y Deportes -y responsable político de la Mallorca Film Commission- ha asegurado que «el sector audiovisual es prioritario para Mallorca» y que mediante la CIR «se pondrá en marcha la redacción de un documento que permita catalogar algunos rodajes de “Gran Interés General”, lo que les supondrá ventajas administrativas y económicas».

La duración del rodaje, previsto para la primera mitad del año 2020, será de aproximadamente seis semanas, y generará beneficios directos (contratación de profesionales locales del sector audiovisual), indirectos (derivados del alojamiento y del sector servicios), además de promocionar una imagen de Mallorca diferente, montañosa, verde, alejada de la típica estampa de sol y playa.

Merece la pena recordar que la Comisión Insular de Rodajes, impulsada desde la Mallorca Film Commission (Departamento de Turismo y Deportes, Consell de Mallorca) se constituyó el 7 de junio de 2018 con el objetivo, precisamente, de facilitar la coordinación entre instituciones en materia de rodajes y trabajar para impulsar la marca «Mallorca como plató de rodajes».